Cómo preparar tomate frito casero

Hoy os enseñamos cómo preparar el acompañamiento indispensable para muchos platos de vuestro día a día. Exactamente, os contamos cómo preparar tomate frito casero. Con un buen aceite de oliva virgen extra y unos tomates de calidad será un éxito asegurado.

Cómo preparar tomate frito

  • Escogemos una olla grande, cubrimos el fondo con aceite de oliva virgen extra y lo calentamos.
  • Pelamos los tomates, haciendo un corte en forma de cruz, y los escaldamos en agua hirviendo durante un minuto para que sea más sencillo quitarles la piel.
  • Una vez listos, los cortamos en dados quitándoles la parte dura del tallo.
  • Añadimos los dados en el AOVE caliente y los cocinamos a fuego alto hasta que empiecen a hervir. En ese momento, bajamos el fuego, añadimos una pizca de sal y tapamos la olla.
  • De vez en cuando, vamos removiendo para que no se peguen, hasta que logremos la textura deseada. De hecho, si observamos exceso de agua, podemos destapar la olla para que se evapore.

 ¡Un par de apuntes antes de terminar!

salsa de tomate con spaguettis
  • Podéis echarle más ingredientes. Por ejemplo, la cebolla y el ajo aportan un toque riquísimo al tomate frito. Para hacer esta receta os recomendamos realizar un sofrito previo, antes de añadir el tomate.

 

  • Lo ideal es preparar bastante tomate frito y conservar el restante para otros días. En un recipiente de cristal podéis guardarlo en la nevera durante cuatro días. O sino podéis congelarlo; eso a vuestro gusto.

 

  • Os recomendamos escoger las variedades más dulces y carnosas de tomates para hacer esta receta. Aportarán menos acidez y menos agua. Nuestro favorito para preparar tomate frito casero es el “pera”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *