Grasas saludables VS Grasas no saludables

grasas saludables: aceite de oliva virgen extra

¿Son todas las grasas iguales? Por supuesto que no. Existen grasas saludables y grasas no saludables. 

Las no saludables (o malas) son culpables del aumento de peso, de las arterias obstruidas, etc. Pero las saludables (o buenas) tienen el efecto contrario. De hecho, estas últimas, juegan un papel muy importante a la hora de obtener energía, absorber vitaminas y proteger tanto la salud del corazón como la del cerebro.  

Y para que podáis cuidaros, hoy os vamos a contar en qué alimentos podemos encontrar ambas grasas:

FUENTES DE GRASAS SALUDABLES – BUENAS

Fuentes de grasas monoinsaturadas:

  • Aceite de oliva virgen extra
  • Aguacates
  • Aceitunas
  • Sésamo
  • Frutos secos (almendras, cacahuetes, macadamia, avellanas y anacardos)
  • Mantequilla de maní
 

Grasas poliinsaturadas:

  • Semillas de girasol, sésamo y calabaza
  • Semilla de lino
  • Nueces
  • Pescado graso (salmón, atún, caballa, trucha, sardinas) y aceite de pescado
  • Aceite de soja y cártamo
  • Leche de soja
  • Tofu 
 

Recordad, cuando optéis por usar aceite de oliva, elegid el “virgen extra” ya que tiene beneficios adicionales para la salud.

FUENTES DE GRASAS NO SALUDABLES – MALAS

Fuentes de grasas trans:

  • Pasteles, galletas, magdalenas, pasteles, masas de pizza horneadas comercialmente…
  • Galletas saladas, palomitas de maíz para microondas y patatas fritas
  • Margarina en barra y manteca vegetal
  • Alimentos fritos (patatas fritas, pollo frito, nuggets de pollo, pescado empanado)
  • Cualquier alimento que contenga aceite vegetal hidrogenado o parcialmente hidrogenado, incluso si afirma ser “libre de grasas trans”

 

Fuentes de grasas saturadas:

  • Carnes rojas (ternera, cordero, cerdo)
  • Piel de pollo
  • Productos lácteos enteros (leche, crema, queso)
  • Manteca
  • Helado
  • Aceites tropicales como el coco y el aceite de palma

No es necesario eliminar todas las grasas saturadas de tu dieta, pero expertos en nutrición recomiendan limitarlas al 10% de las calorías diarias.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.