Cómo identificar un buen AOVE

Como ya sabes, el aceite de oliva virgen extra es un alimento muy beneficioso y esencial en nuestra alimentación en todas las etapas de nuestra vida. Por ello, no debes dejar que te la cuelen. No todos los AOVEs que hay en el mercado son igual de buenos para nuestra salud. Pero, ¿cómo puedes identificar un buen aceite? ¿En qué te debes fijar? ¡Te lo contamos todo a continuación!

 

¿Cómo identificar un buen AOVE?

Antes de nada es necesario destacar que no todos los aceites son de oliva, ni virgen, ni extra. Para no confundirte, es muy importante que siempre leas bien la etiqueta y estés bien informado/a de lo que tienes en la mano. Sin embargo, muchas veces, las etiquetas dicen muy, muy poco.

Por ello, debes tener en cuenta estas pautas para identificar un buen y saludable aceite de oliva virgen extra:

  • Revisa siempre el etiquetado.
  • Elige siempre el AOVE de primera extracción en frío.
  • Cuanto menor sea su temperatura, de mayor calidad será. Lo ideal es que su zumo sea extraído a temperaturas inferiores a 27ºC.
  • Con una acidez que no supere los 0,5º. Cuanta más baja sea, mejor.
  • Con un índice de peróxidos bajo.
  • Y muy importante… Que aparezca el año de la cosecha en la etiqueta.

 

¿Por qué debes elegir Embruxo?

Que Embruxo es un aceite especial y que no hay otro similar en el mercado no es nada nuevo. Pero sus propiedades, en comparación con el resto de marcas, son muchas y muy variadas:

  • Embruxo se trata de un aceite sin filtrar en la que no se manipula la matriz del alimento.
  • Cada botella está hecha con 8 kilos de aceitunas.
  • En la etiqueta aparece la fecha de la cosecha donde se puede comprobar que es un aceite del mismo año. No te ofrecemos un aceite de hace tres años con cero aporte nutricional y sin calidad.
  • Lo envasamos bajo demanda.
  • Tiene una acidez del 0,01º. Esto determina la calidad de un aceite ya que hace referencia a la cantidad de triglicéridos -moléculas que tienen tres ácidos grasos-, que al recalentarlos para obtener más rendimiento, se rompen y liberan ácidos grasos que el cuerpo no reconoce como grasa buena. 
  • Nivel de peróxidos muy bajo. Se trata del índice que mide el nivel de oxidación, que es el deterioro que puede sufrir los antioxidantes naturales presentes en la aceituna. Cuanto menor sea el grado de acidez, menor grado de peróxidos en el aceite, lo que se traduce en una mayor calidad del oro líquido.

 

Ahora que ya sabes cómo identificar un buen aceite, no te dejes engañar. Prioriza tu salud y la de los tuyos antes de todo.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.