Beneficios del AOVE en las diferentes etapas de la vida

Antes de empezar, queremos hacerte un spoiler:

Tengas la edad que tengas, el consumo de AOVE es beneficioso para tu salud

Es sabido que el aceite de oliva virgen extra es uno de los alimentos más beneficiosos para el organismo. Sus propiedades, entre las que se destacan: su valor antioxidante, el fortalecimiento del sistema inmunológico y el cuidado del corazón; son algunos de los muchos motivos para incluir su consumo en las diferentes etapas de la vida.

Beneficios del AOVE en la infancia

La edad temprana es una de las etapas más importantes para el desarrollo físico y mental de nuestra vida. Por eso, es crucial mantener una alimentación sana y aprovechar las propiedades de ciertos alimentos como el AOVE. 

El aceite de oliva virgen extra ayuda a fortalecer el sistema inmunológico de los más pequeños. Además, las vitaminas A, D, K y E ayudan al desarrollo de los niños/as desde su etapa lactante. Y por otra parte, el alto contenido oleico que tiene el AOVE mejora la absorción del calcio en los huesos; permitiendo el crecimiento y el fortalecimiento óseo.

Beneficios del AOVE en la adultez

Con el paso de los años las células empiezan a perder su vitalidad; por eso, es importante aprovechar las vitaminas y los antioxidantes presentes en alimentos como el AOVE. De esta forma, tanto la piel como el pelo se mantendrán saludables y fortalecidos.

Por otra parte, las propiedades del aceite de oliva virgen extra ayudan a disminuir los casos de diabetes de tipo II ya que sus grasas saludables regulan los niveles de azúcar en sangre. Además, la alta cantidad de ácidos grasos monoinsaturados provoca el fortalecimiento de la salud cardiovascular.

Beneficios del AOVE en la vejez

En esta etapa de la vida es normal sufrir de dolores articulares; pero el consumo de AOVE en crudo ayuda a reducirlos dadas sus propiedades antiinflamatorias.

Además, uno de los principales beneficios contrastados del AOVE es su efecto sobre la salud cardiovascular. Y con este, su capacidad para reducir el colesterol malo (LDL) y aumentar el colesterol bueno (HDL). 

Por otra parte, dado que el aceite de oliva virgen extra mejora la circulación, se podrán disminuir problemas circulatorios como las varices. 

 

En resumen, y como decíamos al inicio de este post, el consumo de AOVE nos beneficia tengamos la edad que tengamos. Y además, está buenísimo 😛

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.